20.05.2019

Cabezales termostáticos – Variación temporal (VT)

Cabezales termostáticos – Variación temporal (VT)

La importancia del ahorro enérgetico.
Cómo elegir una válvula termóstatica.

Cabezales termostáticos con la variación temporal más baja del mercado, 0.2. 

En su apuesta por la sostenibilidad y la eficiencia energética ORKLI incluye en su rango de cabezales termostáticos el modelo Victory con la variación temporal más baja del mercado, 0.2. 

Cuando se instala un cabezal termostático los profesionales tienen en cuenta las buenas prácticas para conseguir el objetivo de ahorro energético: debe estar en contacto con las corrientes naturales de aire que se originan en la habitación (sin elementos decorativos o cortinas que impidan la libre circulación de aire), con el eje de la válvula en horizontal, evitar que los rayos solares incidan directamente sobre la válvula, …

Pero el paso previo es la selección del cabezal, es tan importante para reducir el consumo de calefacción como la correcta instalación: elegir el cabezal termostático con el menor valor de variación temporal posible.

Qué es la Variación Temporal

La Variación Temporal (VT) es un parámetro clave para la selección de cabezas termostáticas, ya que define la deriva térmica o tiempo de reacción del cabezal ante los cambios de temperatura y, por ello, el ahorro de energía asociado al radiador en el que va instalado.

La respuesta de un cabezal instalado en un radiador no es inmediata ante las variaciones térmicas de la estancia. Es decir, existe una diferencia entre la temperatura de confort deseada (seleccionada en la escala numérica) y la temperatura real obtenida. La VT cuantifica esa diferencia, es decir, indica la precisión del control de la válvula (cabeza más cuerpo valvular). Teniendo en cuenta que la influencia del cuerpo de la válvula termostática es insignificante en comparación con la influencia del cabezal termostático al calcular el valor de la VT, es muy importante elegir el cabezal más eficiente: cuanto menor es la VARIACIÓN TEMPORAL (VT), mayor es la eficiencia y el ahorro energético.

Los cabezales del mercado tienen valores de VT entre 0.2 y 0.8. Aquellas con VT de 0.2 son las mejores actualmente.

Cómo se calcula la VT

Certitá o TELL (Thermostatic Efficiency Label) son certificaciones que aseguran y gestionan el control del cálculo del valor de la VT de las cabezas termostáticas. El valor calculado se aplica a toda la válvula termostática, es decir, a la cabeza termostática Keymark y a los cuerpos de válvula Keymark asociados del soporte. 

Certitá utiliza la fórmula VT = 0.45 x (C + W) en el cálculo de la VT, a partir de valores declarados y certificados Keymark, según norma EN215, donde C y W, medidos en grados K ó ºC, son:

• C: histéresis, diferencia de temperatura para el mismo caudal entre las curvas de apertura y de cierre.
• W: influencia de la temperatura del agua, diferencia entre las temperaturas del elemento sensor, equivale a la desviación de caudal provocada por un cambio en la temperatura del agua que pasa por la válvula.

Cómo se consigue una VT menor

El diseño del cabezal es clave. Entre otras características, la cabeza Victory es más alargada para distanciar el elemento sensible de la entrada de agua. El tipo de elemento sensible también influye (generalmente se considera que el de líquido es más preciso que el de cera).

Cómo influye la VT en el ahorro de energía

La VT es uno de los parámetros utilizados para el cálculo del consumo de energía primaria (CEP) en un edificio. Existen normativas en algunos países que limitan el CEP para nueva construcción (por ejemplo, <50kWh/m2).

Se estima que cada bajada de 0.1 del factor de VT supone una reducción del CEP del 2%. 

Una VT alta supone mal rendimiento. Con menor VT, menor es la diferencia entre la temperatura de confort y la de impulsión/corte del radiador y por tanto, menor el requerimiento de energía para mantener la temperatura deseada y menor el consumo de calefacción.

Como ejemplo, supongamos una temperatura de confort de 19ºC.
Si la VT de 0.6, la cabeza abrirá el caudal de impulsión a 19-0.6=18.4ºC, y el radiador se cortará a 19+0.6=19.6ºC.
Si la VT se reduce a 0.2, el rango de apertura y cierre será de 18.8ºC a 19.2ºC. Se pasa de un rango entre impulsión/corte de 1.2ºC (VT=0.6) a 0.4ºC (VT=0.2). Hay fuentes que indican que una variación de +1ºC supone un consumo extra de energía del 7%, lo cual da una indicación del ahorro posible.

Eficiencia y confort

A la eficiencia energética se le suma otra ventaja: el impacto positivo en el confort térmico para las personas, dado que a menor VT, menor diferencia entre temperatura deseada y la temperatura de confort del ambiente y menor variación entre temperatura máxima y mínima alcanzada en la vivienda.


Para más información sobre cabezales termostáticos Victory de ORKLI con VT de 0.2, contactaté con cal@orkli.com

Cortesía de Marta San Román - ORKLI


volver