26.09.2016

Calefones - El consumo oculto

Calefones - El consumo oculto

Calefones sin llama piloto vs Calefones convencionales.
Ahorrá 35% de gas con un nuevo calefón.

El consumo oculto de los calefones


Un estudio realizado por el INTI, junto con ENERGAS y la Universidad Nacional de San Martín, demostró que el reemplazo de los calefones convencionales por calefones sin piloto, cuyo encendido se realiza mediante un dispositivo electrónico, permitiría ahorrar más de 3 millones de metros cúbicos de gas por día.

Se comprobó que el consumo de los calefones convencionales es un 35% superior al de los calefones sin piloto.

Considerada por algunos como una nueva fuente de energía, la eficiencia energética apunta a entregar los mismos o mayores servicios que la energía presta sin disminuir el confort o la actividad a la que sirve. Bajo esta premisa, el INTI, junto con ENARGAS y la Universidad Nacional de San Martín, realizaron una comparación de rendimiento entre calefones convencionales y calefones sin piloto, cuyo encendido se realiza mediante un dispositivo electrónico.

Los resultados del estudio reflejaron que el ahorro de consumo energético que puede lograrse mediante el uso de equipos de encendido electrónico es muy significativo en lo que hace a los volúmenes de gas que la Argentina importa, que, según datos de la Secretaría de Energía, durante 2012 alcanzaron los 5.800 millones de m3. 

Las estimaciones y mediciones realizadas hasta el presente indican que los consumos pasivos de los pilotos representan cerca de 0,5 m3 por día por artefacto. En consecuencia, reemplazando los calefones convencionales con piloto sería posible ahorrar 3,5 millones de m3 por día para todo el país, lo que equivale a más de 1.200 millones de m3 al año.

A partir de este estudio los especialistas del INTI concluyen que se obtendrían grandes beneficios si se implementara un plan de reemplazo de artefactos a gas con piloto convencional por otros de encendido electrónico de bajo consumo. 

Además, en base a este trabajo, el IRAM incorporó en el esquema de determinación de la eficiencia de los equipos a gas, los consumos pasivos en el etiquetado de eficiencia energética de los calefones. La experiencia internacional indica que el sistema de etiquetado  -que permite al comprador elegir el producto que menos energía consume- es muy efectivo para lograr un uso más eficiente y racional de la energía.

Fuente:  Noticiero tecnológico  semanal  http://www.inti.gob.ar/ 

 

volver